Lo crucial que es el ejemplo en la crianza de nuestros hijos e hijas

Una tarde, por la calle, me paré en un cruce con el semáforo en rojo para peatones. Estaba al lado de un padre y un niño de unos 5 años, ellos iban cada uno en su bicicleta.

-Papá, ¿cruzamos?

-No, que está en rojo y nos pueden pillar los coches

-Pero, no lo entiendo… ¡yo te he visto cruzar muchas veces en rojo!

-Pero porque los adultos podemos y… y los niños no pueden – el padre ya se iba viendo apuradillo. Porque su hijo le había pillado en una incongruencia.

Conozco a una chica, que siendo ella bastante alegre en general, a veces tiende a estados depresivos inexplicables. Llega la noche y sólo tiene ganas de llorar sin motivo aparente. También se ve fuertemente atraída por su zona de confort, de la que pocas veces sale, y cuando lo hace le da un miedo y una ansiedad que la obliga a volver cuanto antes. Y curiosamente su madre presenta el mismo caso, pero más acusado y grave.

A lo largo de este último verano, mientras he tenido la oportunidad de estar rodeada de niños y niñas de mi familia (que no es pequeña), he aprendido mucho. He visto padres y madres con sus hijos e hijas, mientras los educaban de la manera que sabían o que la sociedad les había impuesto.

He visto a un padre prepotente con su hijo prepotente,

He visto una madre agresiva con su hija, también agresiva,

He visto a una madre liberada con su hija, también libre y feliz.

Todo lo escrito hasta ahora en este post, se reduce a una única palabra que lo define: EJEMPLO.

Defino ejemplo: Persona o cosa digna de ser imitada por sus buenas cualidades.

Para un bebé-niño o bebé-niña, sus padres u otras personas que los estén criando en su defecto son, prácticamente DIOSES. O algo muy parecido. Y por tanto los imitan sin casi cuestionárselo.

Por tanto si queremos que nuestros hijos e hijas no digan tacos, no los diremos.

Si queremos que no griten, no gritaremos.

Si queremos que no juzguen, insulten, abusen, no lo haremos nosotros.

Si queremos que coman bien, nosotros comeremos bien (todos los de la casa, no vale que lo haga sólo uno o una).

hermosas-fotos-madre-e-hija-141

Si queremos que no maltraten a los demás, personas o animales, nosotros no lo haremos. Tenemos un caso, el del Toro de la Vega. ¿Os creéis que ese tipo de maltrato empieza de la nada como adultos? No… Esos adultos que lancean al toro, de pequeños han lanceado gatos. Es la versión infantil del Toro de la Vega. Otra vez vemos ese ejemplo del adulto hacia el niño.

También me hace “muchísima gracia” los padres hiperfumadores que ponen el grito en el cielo cuando ven a su hijo o hija fumando por primera vez, a los 14, 15 años… En serio, ¿qué pretendéis? Vuestros hijos os ven amorrados a ese cúmulo de nicotina y alquitrán todo el día, y sobretodo cuando estáis ansiosos. Lo toman como ejemplo, aprenden que ese cigarrillo os calma y que podría calmarles a ellos igual. Y fuman, claro que fuman.

padres-fumando-nino

Y así, MIL COSAS más del día a día con las que debemos dar ejemplo y rara vez lo hacemos. Poca gente veo yo que sea consciente de la IMPORTANCIA VITAL del ejemplo. Porque ese ejemplo supone la diferencia entre cambiar el paradigma o no cambiarlo.

Yo, que estoy embarazada de 32 semanas ya, quiero empezar y voy a empezar a acostumbrarme a no hacer las cosas que no quiero que mi futura hija y sus futuros hermanitos hagan. Trabajaré duro por ello, porque odiaría convertirlos en dobles míos, porque hasta ahora he dicho, hecho y pensado muchas cosas perjudiciales tanto para mí como para ellos si me imitaran. Y por eso voy a trabajar ese ejemplo que es tan crucial y tan importante.

Os animo a que analicéis, del día a día, que cosas hacéis y decís que no os gustaría que vuestros hijos e hijas imitaran. Os sorprenderéis, seguro. Pero al menos tomaréis consciencia y lo trabajaréis desde la razón.

Espero haberos hecho pensar, al menos un poquillo.

Ana Selva

Autora del blog.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>