¿Quién soy?

2015-11-08 21.09.36Ana Selva, de 23 años. Doula y futura comadrona, socia activa de Amamanta y de El Parto Es Nuestro. Nacida y asentada en Valencia, España.

Actualización Septiembre 2016 – También soy madre de Victoria, un bollito de 31 semanas intra-útero.

Coordinaba Nuakea, un proyecto empresarial que hasta hace casi un año me absorbía mi tiempo y mi vida, con el que conseguí muchas cosas valiosas. Pero que finalmente tuve que dar por “comatoso”. Quizá algún día lo retome desde una perspectiva y para un objetivo diferente.

A mí siempre me ha encantado el tema de la reproducción humana y la genética en general, y de la maternidad en particular. Desde que tenía 11 años que empecé a “estudiar” el tema en el cole (lo entrecomillo porque lo que nos enseñaban era bien poco y lo enseñaban fatal). Seguí mi caminito y llegué a ser Técnico en Farmacia y Parafarmacia, donde aprendí muchas más cosas relacionadas con la sanidad, solo que esta vez se saltaron la parte reproductiva.

Me quedé con las ganas y entonces supe que ese mundo me gustaba mucho, por tanto analicé las carencias que tenía la sociedad con respecto a la mater-paternidad y traté de solucionarlas con Nuakea.

Estuve 2 años peleando, aprendiendo y desaprendiendo, adquiriendo una consciencia tremenda, viendo mi camino cada vez más claro: quiero ser comadrona y quiero ser madre joven.

Empecé a leer, a investigar, a hacer una gran introspección y en ello sigo. Conociéndome y conociendo el mundo de la maternidad, buceando en todos esos conocimientos y trabajando duramente para hacer valer los derechos de las madres y de sus hijos.

A día de hoy, tengo la firme decisión de dar a luz a mis hijos de forma natural y respetando sus ritmos, de criarles con consciencia y respeto, con todo el amor que tenga en mi corazón.

Tengo el objetivo de convertirme en comadrona, a ser posible en Reino Unido, y cuidar a las madres y a sus bebés con toda la sabiduría de que dispongo y dispondré.

…Y estoy orgullosa de decir que no encajo en mi generación y en esta sociedad.

Saludos afectuosos,

Ana Selva

Autora del blog